Invierten cuatro millones de dólares en la cuenca entre Costa Rica y Panamá

San José, 7 sep (EFE).- Un proyecto de cooperación invertirá 4 millones de dólares en los próximos cuatro años en la Cuenca del río Sixaola compartida por Costa Rica y Panamá, que posee una gran biodiversidad y un recurso hídrico excepcionales.

La iniciativa llamada «Proyecto hacia la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH) transfronterizos de la Cuenca Binacional del Río Sixaola», busca mejorar la gobernanza de la cuenca y la gestión del agua, así como generar capacidades locales para una producción menos contaminante y más sostenible.

«Esta iniciativa nos permite conectar con las comunidades, proteger los ecosistemas y trabajar de manera integral, tanto bajo un enfoque de género como de respeto a los pueblos indígenas», afirmó en un comunicado el viceministro de Ambiente de Costa Rica, Rafael Gutiérrez.

Según las autoridades, de la Cuenca Binacional del Río Sixaola dependen más de 33.000 personas y es un valioso ecosistema entre los dos países. Sin embargo, se encuentra en riesgo ante graves problemas ambientales generados por la actividad humana.

La propuesta incluye una perspectiva interseccional de género de manera integral con acciones concretas que promueven la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y también se trabaja de forma transversal una relación de respeto a los pueblos indígenas basada en su derecho al consentimiento libre, previo e informado, explicaron los impulsores.

En el plan participan el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) y el de Planificación Nacional y Política Económica, de Costa Rica; así como el Ministerio de Economía y Finanzas, y el de Ambiente, de Panamá; en el marco del Convenio sobre Cooperación para el Desarrollo Fronterizo, suscrito en 1992 por ambos países.

El financiamiento proviene del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y ejecutada por la Organización para Estudios Tropicales (OET).

«Debemos promover la gobernanza del agua en la cuenca del río Sixaola para fomentar la participación de actores públicos y privados (…) A través de este proyecto, la cuenca del río Sixaola se transformará en un sistema de cooperación territorial, en donde se pondrán en práctica procesos participativos que puedan ser replicados», dijo el ministro de Ambiente de Panamá, Milciades Concepción.

El PNUD explicó que la degradación de los ecosistemas de agua dulce en la Cuenca Binacional afecta la calidad de vida de las personas que la habitan, ya que las comunidades y familias, tanto del lado panameño como el costarricense, que sufren por contaminación del agua por uso excesivo de agroquímicos, así como también por la ausencia de un sistema de alerta temprana que permita mitigar los impactos de las recurrentes inundaciones.

La Cuenca del Río Sixaola se ubica mayoritariamente en el cantón de Talamanca de la provincia de Limón (Caribe costarricense) y en el distrito de Changuinola de la provincia de Bocas del Toro, en el lado panameño. La mayoría de la población de la cuenca, cerca de 11.000 personas, es indígena, pertenecientes a los pueblos Ngäbe, Naso, Bribri y Cabécar.