Mazón no renuncia a un pacto con Vox pero marca sus «líneas rojas»

Madrid (EFE).- El presidente del Partido Popular de la Comunitat Valenciana y candidato a la Presidencia autonómica, Carlos Mazón, aspira a una «mayoría suficiente para gobernar en solitario», pero si fuera necesario un pacto con Vox marca sus «líneas rojas»: europeísmo, igualdad, autogobierno y moderación.

«No voy a renunciar ni a mi europeísmo ni a mis prioridades con las políticas de igualdad ni al afianzamiento del autogobierno ni a mi carácter liberal, pactista y moderado», ha afirmado Mazón en un desayuno informativo de Fórum Europa celebrado en Madrid, en el que ha sido presentado por el presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo.

Trayectoria local y autonómica

El líder nacional de los populares ha afirmado que Carlos Mazón «es un político con trayectoria local y autonómica», «un gestor con capacidad contrastada», «una persona que sabe servir a sus vecinos» y «un representante que la política de nuestro país merece y necesita».

Ante también los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; Murcia, Fernando López Miras, y Madrid, Isabel Díaz Ayuso -en este caso solo ha acudido «a saludar», pero no se ha quedado porque tenía otro compromiso-, Mazón ha precisado que más que sus lineas rojas son las que «no debe cruzar mi tierra para poder avanzar».

Esta reflexión la ha hecho al ser preguntado por una posible necesidad de alcanzar un pacto con Vox para gobernar, a lo que también ha dicho que «en función de los resultados interpretaremos a los ciudadanos de la mejor manera posible». Aunque su «aspiración» es obtener en las urnas «el mejor resultado para gobernar en solitario».

Críticas a Puig

Carlos Mazón ha criticado en distintas ocasiones durante su intervención al presidente de la Comunidad Valenciana, el socialista Ximo Puig, del que ha dicho que «ha preferido ser el primero de los sanchistas al primero de los valencianos», y al gobierno «franquenstein» autonómico, al que ha acusado de llevar a cabo un «procés silencioso» similar al catalán.

En este sentido ha apuntado que Ximo Puig «ha sido el primero en saludar la reforma de la sedición», que la Generalitat lleva «casi nueve millones de euros pagados a entidades indenpentistas» que buscan la «anexión» de la Comunitat a los «Països Catalans» y que se quiere poner en marcha «la oficina del espionaje lingüístico».

Todo esto es, a su juicio, «la importación de la agenda independentista catalana» a la Comunidad Valenciana.

De cara al Consejo Nacional del Agua de mañana, Mazón, que ha dicho no sentirse «respaldado por Ximo Puig» tampoco en este ámbito, se ha preguntado «cuáles son los informes y datos técnicos que avalan que el trasvase hay que recortarlo 20 veces desde que el señor Sánchez es presidente» del Gobierno.

Además de adelantar que no van «a tener más remedio» que hacer manifestaciones, ha señalado que sus expectativas ante la reunión del Consejo del Agua «no son halagüeñas» y ha aprovechado para declararse «gran defensor de lo que necesita Castilla-La Mancha» al respecto, que no es solo el trasvase sino que «merece inversiones en esta materia que no tiene».

«Ya dijo Indalecio Prieto, que no es sospechoso de ser del PP ni liberal, que en España no era necesario esperar a que lloviese para que hubiese agua par todos», ha indicado el presidente del PP valenciano. EFE