Del Toro y «Argentina, 1985» triunfan en los Globos de Oro de Spielberg

Mónica Rubalcava

Los Ángeles (EE.UU.) (EFE).- Guillermo del Toro con «Pinocchio» y Santiago Mitre con «Argentina, 1985» se han coronado en la 80ª edición de los Globos de Oro celebrada en Los Ángeles, unos premios que han celebradon a la diversidad y a Steven Spielberg.

Con una gala televisada llena de estrellas de Hollywood, el Bevery Hilton de Los Ángeles presenció la edición más diversa de los Globos de Oro con estrellas asiáticas, negras y latinas a la cabeza de la ceremonia, quienes durante sus discursos expresaron lo duro que había sido hacerse un espacio en la industria hollywoodense.

Todo ello después de que los premios estuvieran a punto de desaparecer, tras dos años en los que se han enfrentado a numerosas críticas y boicots, con acusaciones de corrupción y falta de diversidad racial entre sus integrantes, tema que los organizadores enfrentaron esta noche con humor y constantes burlas.

El cómico afroamericano Jerrod Carmichael, presentador de la gala, fue el primero en recordar que los premios del año pasado no se transmitieron en televisión «porque la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood no tenía ningún miembro de raza negra hasta que George Floyd murió».

La gala de la diversidad

Los premios celebraron la diversidad, con un Guillermo del Toro exultante al recibir el premio a la mejor película de animación.

El cineasta mexicano Guillermo del Toro (i) y Mark Gustafson (d) posan con sus Globos de Oron, tras la celebración de la 80 edición de los galardones de cine yt televisión celebrada en EEUU.
El cineasta mexicano Guillermo del Toro (i) y Mark Gustafson (d) posan con sus Globos de Oron, tras la celebración de la 80 edición de los galardones de cine yt televisión celebrada en EEUU. EFE/EPA/Caroline Brehman

«Estoy feliz de estar en persona, algunos ya están borrachos y ¿qué puede ser mejor? Es un año increíble para el cine», dijo el mexicano, que en 2018 se convirtió en el tercer director latino en conseguir el galardón de mejor director con «The Shape of Water» en estos premios considerados la antesala de los Óscar.

En uno de los discursos más emotivos de la noche (con permiso de Volodímir Zelenski, que intervino a través de un vídeo), el cineasta argentino Santiago Mitre de «Argentina, 1985», Globo de Oro a la mejor película extranjera, celebró -acompañado del protagonista de la cinta, Ricardo Darín- la importancia de seguir luchando por la democracia.

«Quiero compartir esto con todas las personas que desde la dictadura han estado luchando por la democracia en Argentina y siguen luchando», dijo sobre la película que sigue el juicio contra los responsables de la dictadura en Argentina durante la década de 1980.

De nuevo, Spielberg

Pero si hubo un protagonista de la noche fue el cineasta Steven Spielberg y «The Fabelmans», el drama autobiográfico inspirado en su niñez y juventud. Logró el galardón a la mejor película dramática y el del mejor director.

«Me he estado escondiendo de esta historia desde que tenía 17 años», reconoció el cineasta sobre la cinta que retrata con nostalgia los primeros años de vida.

(i-d) Tony Kushner, Seth Rogen, Judd Hirsch, Gabriel LaBelle, Steven Spielberg, Michelle Williams, Paul Dano y Kristie Macosko Krieger posan con el premio a la Mejor Película, conseguido en la  la 80ª edición de los Globos de Oro celebrada en Beverly Hills, California, EE. UU.
(i-d) Tony Kushner, Seth Rogen, Judd Hirsch, Gabriel LaBelle, Steven Spielberg, Michelle Williams, Paul Dano y Kristie Macosko Krieger posan con el premio a la Mejor Película, en la la 80ª edición de los Globos de Oro celebrada en Beverly Hills, California, EE. UU. EFE/EPA/Caroline Brehman

«The Banshees of Inisherin» de Martin MacDonagh fue la cinta más premiada de la noche al conseguir el premio a la mejor película de comedia o musical, así como los de mejor actor de comedia o musical para Colin Farrell y mejor guion para el angloirlandés Martin McDonagh, también director.

«Everything Everywhere All at Once» tuvo dos premios en una noche en la que Cate Blanchett y su papel en «Tár» fue reconocida como la mejor actriz dramática y Austin Butler el de mejor actor dramático, por su papel en la cinta biográfica «Elvis».

Michelle Yeoh recibió el premio a mejor actriz de comedia o musical por «Everything Everywhere All at Once» y en su discurso recordó lo difícil que fue conseguir un papel protagónico durante su carrera al ser una mujer malaya de origen chino. «Los Daniels (los directores) tuvieron el coraje de hablar de una mujer inmigrante asiática», aplaudió.

El desfile de nacionalidades prosiguió cuando el compositor indio M.M. Keeravani derrotó a las súper estrellas de pop Lady Gaga, Taylor Swift y Rihanna, al ganar el premio a mejor canción original por su trabajo «Natuu Natuu» de la película «RRR».

Abbott elementary», Globo de Oro a la mejor serie de comedia

En cuanto a las mejores producciones televisivas del año, las series «Abbott Elementary» y «The White Lotus» fueron las más premiadas, con tres y dos galardones respectivamente, incluidos los de mejor serie de comedia o musical y mejor miniserie.

Y «House of the Dragon», la precuela de «Game of Thrones», ganó el Globo de Oro a la mejor serie dramática en una noche en la que Zendaya recibió el premio a la mejor actriz de serie dramática por la segunda temporada de «Euphoria» y Kevin Costner el de mejor actor de serie dramática por «Yellowstone».

Las actrices estadounidenses Emma D'Arcy (i) y Milly Alcock (d), protagonistas de la serie "House of the Dragon", posan con el Globo de Oro otorgado a la mejor serie dramática, en Beverly Hills (California, EE.UU.).
Las actrices estadounidenses Emma D’Arcy (i) y Milly Alcock (d), protagonistas de la serie «House of the Dragon», posan con el Globo de Oro otorgado a la mejor serie dramática, en Beverly Hills (California, EE.UU.). EFE/Caroline Brehman

También fueron reconocidas con distintos premios las producciones «The Bear», «Dahmer Monster: The Jeffrey Dahmer Story», «Ozark», «The Dropout» y «Black Bird».

Por su parte, el productor Ryan Murphy recibió el premio Caroll Burnett a la diversidad y confesó que «es difícil ser parte de la comunidad LGBT en Estados Unidos y en cualquier lugar del mundo».

«Por eso para los niños que nos ven hoy les enseño a MJ Rodriguez, Billy Porter y Jeremy Pope como ejemplos de lo que es posible», expresó en una noche en la que se homenajeó la carrera del actor Eddie Murphy.