Los protagonistas del clásico Real Madrid – Barcelona

David Ramiro / Oscar Maya |

Madrid (EFE).- El Real Madrid, tras dos derrotas consecutivas ante el Barcelona -en la pasada liga y en el amistoso de Las Vegas-, volvió a hacerse con el clásico (3-1) y con el liderato de LaLiga Santander. Así jugaron los protagonistas:

Barcelona: Eric García y Sergio Busquets, un clásico que no olvidarán

El Barcelona perdió 3-1 el clásico en el Santiago Bernabéu frente al Real Madrid con el protagonismo negativo del central Eric García, que falló en el segundo gol y cometió penalti en el tercero, y del capitán Sergio Busquets, que fue sustituido en el minuto 58 tras un mal partido en el que un error suyo permitió adelantarse muy pronto al equipo blanco.

El portero del FC Barcelona, Marc-André ter Stegen (2d), tras encajar el 2-0 durante el partido entre el Real Madrid y FC Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. EFE/ Rodrigo Jiménez

Ter Stegen (6): el primer gol del Real Madrid, obra de Karim Benzema, dejó la marca de imbatibilidad del portero alemán en 636 minutos. En ese tanto un rechace suyo fue aprovechado por el francés para abrir un marcador que se ampliaría posteriormente con un disparo lejano de Fede Valverde ante el que nada pudo hacer.

Sergi Roberto (4): jugó de titular en Liga por primera vez esta temporada. Sufrió mucho para frenar a Vinicius Júnior, que con su velocidad le hizo mucho daño, como quedó patente en el primer gol, en el que el brasileño le ganó la carrera junto a Koundé. Tuvo poca profundidad en ataque pese a que se incorporó en numerosas ocasiones por la banda derecha.

Jules Koundé (4): el francés recibió el alta veinticuatro horas antes tras superar una lesión que le mantuvo tres semanas fuera. Reemplazó en el centro de la zaga a Gerard Piqué pero no fue el central solido de otras ocasiones. No estuvo rápido en el primer gol de Benzema, tuvo errores de circulación cerca de su portería que metieron en apuros a sus compañeros y no transmitió tranquilidad en jugadas comprometidas.

Eric García (3): protagonista desafortunado del segundo gol del Real Madrid, obra de Fede Valverde, al tocar de cabeza un balón hacía atrás que recogió Vinicius. Al igual que Koundé no transmitió seguridad en sus acciones y con el balón en los pies cometió algunos errores que llevaron el nerviosismo a sus compañeros. Pisó a Rodrygo Goes casi al final del partido y esa falta dentro del área fue el penalti que redondeó la victoria del Real Madrid.

Alejandro Balde (5): el joven lateral, de 18 años, tuvo su oportunidad desde el inicio en lugar de Marcos Alonso. Se le vio con ganas, estuvo muy rápido en los cortes y en ataque trató de ser un apoyo para Ousmane Dembélé. No se le vio sobrepasado por la magnitud del escenario pese a su juventud. Fue sustituido a los 58 minutos.

Pedri (6): el mejor del Barcelona. El canario fue el que más imaginación, desparpajo y frescura puso en su equipo. Con el balón en los pies fue siempre protagonista, sobre todo en los metros finales, en los que sus aperturas a banda arrastrando a rivales tras un primer regate permitieron a su equipo crear ocasiones.

Sergio Busquets (3): el capitán no vive su mejor momento en el Barcelona. No paró a Kroos en la jugada del primer gol y esa losa la arrastró su equipo todo el partido. Estuvo impreciso en el centro del campo y el orden de juego que su equipo demandó de él no lo encontró. Fue sustituido a los 58 minutos dentro del triple cambio que hizo Xavi Hernández.

Frenkie De Jong (5): su presencia en el once, un mes después de hacerlo por última vez ante el Elche, sorprendió. Quiso ser protagonista y buscó insistentemente el balón para comandar jugadas de ataque aunque se equivocó varias veces al errar sus pases a jugadores que estaban más cubiertos que otros que andaban desmarcados.

Raphinha (4): apenas aportó en ataque. A los cuatro minutos probó suerte con un disparo lejano que atrapó Lunin y ese fue todo su bagaje ofensivo. Volvió a ser sustituido, esta vez a los 58 minutos, y de los once partidos que lleva esta temporada solo acabó uno.
Robert Lewandowski (5): el delantero polaco lo intentó de todas las formas pero estuvo desaparecido. Pudo marcar a los 25 minutos con una ocasión muy clara cuyo remate en el segundo palo se marchó por encima del travesaño. No encontró los desmarques adecuados y el duelo con Militao y Alaba lo ganaron siempre los centrales blancos.

Ousmane Dembélé (4): el francés no apareció en un partido que requería un paso al frente suyo. No fue desequilibrante ni tuvo desborde para marcharse de Mendy, que supo frenarle bien tanto en los intentos de regate como con velocidad. Acabó desaparecido y fue sustituido a los 73 minutos.

Ferrán Torres (6): su entrada a los 58 minutos dio otro aire al ataque del Barcelona, sobre todo por su velocidad y la verticalidad que aportó. Marcó el gol de su equipo al rematar a placer un balón en el segundo palo tras ganarle la espalda a Mendy.
Gavi (6): entró en el minuto 58. Se situó en la mediapunta y constantemente buscó el apoyo de sus compañeros. Estuvo muy participativo, se asoció constantemente con Pedri y buscó crear peligro con disparos lejanos.

Jordi Alba (5): su veteranía le permitió tirar de oficio cuando más lo necesitaba su equipo. En defensa estuvo seguro, aportó también en ataque, y sobre todo a raíz de la entrada de Ansu Fati se sintió más cómodo.

Ansu Fati (6): entró al césped en el minuto 73. Fue el revulsivo que necesitaba el Barcelona. Primero avisó con un disparo lejano que se marchó fuera por poco y después hizo una jugada individual que desembocó en el gol de Ferrán Torres.

Franck Kessié (-): el marfileño fue el último cambio del Barcelona. Entró en el minuto 83. Apenas tuvo tiempo de juego.

Real Madrid: Contundencia, Benzema y un duelo Valverde-Rodrygo que sigue

En tres tiros a puerta, el Real Madrid marcó dos goles. Y el restante, una parada de Ter Stegen a Vinicius en un mano a mano, desencadenó en el 1-0 de Benzema, que rompió así su sequía. Contundencia de los de Ancelotti como gran virtud.

Fede Valverde y Karim Benzema celebran un gol en el partido de la novena jornada de Liga frente al FC Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu.
El delantero del Real Madrid Fede Valverde (i) celebra con su compañero Karim Benzema (d) tras marcar el 2-0 en el partido de la novena jornada de Liga que Real Madrid y FC Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. EFE/ Rodrigo Jiménez

Lunin (5): El ucraniano debutó en un clásico oficial y apenas tuvo trabajo más allá de recibir el gol de Ferran en el que no pudo hacer nada. Empezó bien, seguro, atrapando un disparo lejano de Raphinha, y dubitativo en el minuto 37 dejando suelto un tiro de De Jong que iba al medio.

Carvajal (6): Correcto en los uno contra uno en banda que propuso Xavi tanto. Demostró estar metido en el partido y querer ir a por más en todo momento. Con 2-0 en la segunda parte gritó a sus compañeros para presionar un saque de banda en campo rival.

Militao (7): Lewandowski buscó más el duelo con Militao que con Alaba. Y el brasileño, dentro de la dificultad del envite, salió ganador. Solo en el minuto 74 el polaco le ganó con claridad un duelo, pero quedó en nada porque llegó Carvajal a parar el peligro.

Alaba (6): Tuvo un encontronazo con Lewandowski al principio del encuentro en un balón aéreo. El austriaco, excompañero del polaco en el Bayern de Múnich, fue duro arriba y marcó territorio. Atento en las ayudas a Mendy para los uno contra uno que propusieron Raphinha, Dembélé y Ferran durante el encuentro.

Mendy (4): Volvió a fallar en el cuidado de su espalda. El tercer gol que le cuesta esta temporada al Real Madrid por un error de esta característica. Los centros al segundo palo, ya sean por arriba o a ras de suelo, son un punto flaco del conjunto blanco cuando está Mendy en el terreno de juego. Eso sí, en el uno contra uno frente a los extremos del Barça no sufrió.

Tchouaméni (6): Empezó dubitativo su primer clásico, perdiendo un balón en el minuto 11 ante la presión de Pedri por la espalda. No protegió bien el esférico. Curiosamente, el Barça perdió el balón más tarde y acabó en el 1-0 del Real Madrid. Su protagonismo en el corte creció en los últimos 20 minutos, ayudado por su físico privilegiado.

Kroos (8): Se adueño del centro del campo de los suyos. Muchas veces su impacto pasa desapercibido, no es un jugador que suela llamar la atención en una mirada global del partido, pero este domingo hizo todo bien. Su pase al espacio a Vinicius, cayéndose tras sufrir una faltad e Busquets, una delicia. Potencia y ángulo justo cuando estaba casi en el suelo. En salida de balón impuso su ritmo, daba igual quién la presionara. Siempre salió indemne.

Modric (6): Esta vez no fue el croata el más destacado del centro del campo, pero sí fue clave para darle fluidez a las salidas del Real Madrid. Un taconazo en área rival para mantener viva una jugada hizo las delicias de los aficionados madridistas que, de nuevo, le dedicaron una cerrada ovación cuando dejó su sitio a Camavinga en el minuto 78.

Valverde (8): La gran duda del once titular de Ancelotti era si él o Rodrygo. 35 minutos tardó en demostrar porqué hay que contar siempre con Fede. Su gol, el 2-0, dio tranquilidad al Real Madrid. El técnico italiano le puso el reto de marcar al menos diez goles esta temporada, pues ya lleva cinco. Su crecimiento ofensivo, sumado a su entrega en casa segundo, le hacen indispensable.

Benzema (8): Rompió su racha sin ver portería y la dejó en 402 minutos. A un día de recibir el Balón de Oro, inició la victoria en el clásico para el Real Madrid que le da el liderato. Pudo marcar otro gol, de hecho, metió el balón en la portería, pero el tanto fue anulado por fuera de juego previo.

Vinicius (6): Sin estar especialmente brillante, el brasileño generó en una de sus clásicas carreras al espacio el 1-0 del Madrid. Eso sí, errando el mano a mano con Ter Stegen después de echarse el balón muy largo. El duelo contra Sergi Roberto parecía favorable a ‘Vini’, pero finalmente no fue así, ayudado también por las coberturas de Koundé desde el centro de la defensa. Vio amarilla en el minuto 30 por protestar. Tuvo una acción clave en defensa cuando le robó el balón por detrás a Dembélé cuando este regateaba para internarse en el área.

Camavinga (S.C.): Entró en el m.78 por Modric y no tuvo gran incidencia en el juego.

Rodrygo (6): Entró en el minuto 84 por Vinicius. Provocó un penalti de Eric García y él mismo lo anotó. Le tocó ser suplente en favor de Valverde, pero demostró que esta está siendo su temporada de asentarse en la élite. Es su quinto gol del curso con el Real Madrid.

Asensio (S.C.): Entró al terreno de juego en el minuto 87.

Rüdiger (S.C): Tras su duro golpe frente a Trubin por el que recibió 20 puntos de sutura en la frente el pasado martes, pudo jugar dos minutos de tiempo reglamentario más añadido con una máscara de protección.

Edición web: María Abad