Francisco Rodríguez, el cirujano pianista que compaginó el MIR con la música

Miguel Salvatierra I Sevilla, (EFE) .- Francisco Rodríguez (Sevilla, 1989) es un cirujano plástico del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla que ha compatibilizado sus estudios en medicina y el MIR con su formación musical profesional en el conservatorio en la disciplina de piano.

En una entrevista a EFE, el cirujano sevillano ha confesado que tuvo que renunciar «a mucho» en su época como estudiante y que su vida social se redujo «bastante».

«Tienes que renunciar al cine el fin de semana o a los partidos de fútbol con los amigos», ha señalado.

Rodríguez, además de pianista y especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, es experto en medicina estética y tratamientos faciales, ostenta el título de Máster en Senología y Patología Mamaria por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, y es vocal del Comité de Tumores de Mama del Hospital Universitario Virgen del Rocío, donde trabaja a jornada completa.

Título superior de piano

Su relación con el piano comenzó a los nueve años por influencia de su abuelo, que fue el pianista y compositor David Vela, ingresando a esa temprana edad en el Conservatorio Elemental de Música de Triana.

Desde entonces este instrumento le ha acompañado en todas las etapas formativas de su vida hasta el pasado año 2020, cuando se recibió el título superior de piano en el Conservatorio Manuel Castillo de Sevilla.

Al piano le dedicaba «cuando podía, entre seis y ocho horas diarias» hasta que tuvo que enfrentarse al MIR, cuando las «diez o doce horas» que le dedicaba al estudio mermaron a «unas dos horas» la práctica de este instrumento.

La música y la cirugía plástica están «más relacionadas de lo que pensamos», según ha dicho el cirujano, que ha subrayado que «el trabajo de las proporciones y la armonía» unen a estas dos disciplinas tan dispares.

Actualmente, su carrera está más centrada en la medicina, aunque ha actuado en «eventos privados» e incluso en el hospital donde trabaja, donde ha celebrado sesiones de musicoterapia en la UCI.

Modelo educativo

El doctor Francisco Rodríguez Vela, que ha invertido gran parte de su vida en el estudio, ha confesado que el modelo educativo español «es muy memorístico».

«La carrera de medicina es pura memoria, hay muy poco de comprensión. Los estudiantes médicos aprendemos medicina cuando estudiamos el MIR», ha manifestado.

Habría que incidir, a juicio del doctor, en «explicar el porqué de las cosas» más que en memorizarlas e intentar ayudar al alumno a «entender las cosas».

«Quizá sería importante explicar, por ejemplo, cómo se rellena un contrato de compraventa, porque eso alguna vez lo vas a hacer», ha señalado.

«Tópicos» en cirugía estética

La «artificialidad» o la «frialdad del cirujano estético» son algunos de los tópicos que existen sobre la cirugía estética y que el doctor ha querido desmitificar.

«Hay gente que está muy acomplejada y el cirujano plástico le cambia la vida», ha querido puntualizar el doctor, que ha señalado que «el cirujano, antes que empresario es médico» y que la medicina estética «no es algo de clase alta».

«Personas de clase media acuden a mi clínica y me comentan que renuncian a otras cosas para ahorrar y operarse», ha manifestado.

Las redes sociales han contribuido al auge de operaciones estéticas, provocando incluso que personas que no lo necesitan, opten por operarse.

«Tuve una paciente que quiso aumentarse los labios porque no le salían de perfil en una foto, aunque no lo necesitaba», ha comentado el doctor Rodríguez Vela que ha señalado que los problemas de autoestima a veces son el motivo de algunas intervenciones. EFE